martes, 9 de septiembre de 2008

El Tren de las 3:10



Tengo que decir que fuí a ver esta película sin haber visto absolutamente nada sobre ella antes, ni trailers, ni posters... Creo que ni siquiera había oído hablar de ella, y mucho menos de cuándo se estrenaba. Acabé en ella de rebote, porque Hellboy 2 estaba llena. Pero, a veces, ir a una película sin prejuicios establecidos es un punto a favor, y hoy en día con tanta publicidad es casi imposible lograrlo.

El Tren de las 3:10 es el remake del mítico western del 57 (no, no lo he visto), muy bien ejecutado, que me ha dejado un excelente sabor de boca, pero probablemente es una película de la que en un par de meses ni me acuerde. Supongo que en parte es porque no tiene un guión épico, más bien extremadamente simple, pero se desarrolla de una manera muy entretenida a través de los diálogos de los protagonistas Christian Bale, un ranchero y veterano de guerra, y Russel Crowe, un tan peligroso como famoso forajido que será el eje de la historia (llegando a eclipsar a nuestro estimado Batman), en los que vas conociendo la personalidad de cada uno y hasta dónde llega la fina línea entre lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto, y sobretodo, la moralidad de sus actos.

No puedo opinar respecto a la fidelidad del film original, pero ya no se hacen muchas películas ambientadas en el lejano oeste, con lo que éste es un gran punto a favor. Ya sabéis que todo lo relacionado con los ambientes de piratas, moteros, el oeste... me chiflan, y escribiendo esto me doy cuenta de los puntos que tienen en común todos estos géneros: borracheras, peleas, chicas, y más peleas. Pues vaya. Pero bueno, éste es un western light en ese aspecto, ya que borracheras y chicas, más bien pocas.

En fin, una gran película que recomiendo ver totalmente, siempre que no odies el western.

2 comentarios:

yoh! dijo...

http://www.korochi.com/audio/pinkpanthershow_apertura.mp3

yoh! dijo...

...